Archivo de la etiqueta: actitud para crear un cuadro

VACÍO Y BLANCO EN SUMI-É. PINTURA DE MONTAÑA

Cuando pintamos en sumi-é todo está dentro y fuera. No hay límites ni blanco ni negro. Todo está ahí… lo que pintamos y lo que no pintamos, lo que se ve con los ojos y lo que sentimos con el corazón.

En la pintura de las montañas es especialmente importante la fluidez y compenetración entre el río y la propia montaña.

En «Sutra de las montañas y los ríos»de Dogen, habla de que las montañas fluyen y se distinguen del río. Pero la montaña es el río porque en el campo del vacío, donde montañas y río se conjugan recíprocamente, la montaña fluye. La cumbre del agua son las montañas y el agua baila en todas las direcciones.

No hay límites entre el río y la montaña, entre lo negro pintado y lo blanco del vacío. ¿Lo veis?

Escribe Byung-Chul Han en su libro «Filosofía del budismo zen» : lo monocromo del vacío mata los colores que se aferran a si mismos. Pero esta muerte los vivifica a la vez. Ganan en amplitud y profundidad o en silencio. Lo blanco o el vacío es el invisible espacio de respiración de los colores o las formas. Así, el vacío es forma. El vacío impide que el individuo se aferre a sí mismo y fluya. Es una afirmación suprema del Ser.

Al igual que los monjes, los sabios que viven en las montañas se ejercitan para ser montañosos y que asuman el aspecto de la montaña para igualarse entre sí….. el pintar a sumi-é consiste en sentirse montaña, pájaro, ciruelo o lo que vivas en ese momento.

Y el pincel fluye sobre el papel interactuando lo negro de la tinta con sus espacios blancos porque todo es nada y nadie es Ser.

Gracias por estar ahí y hasta pronto!!

Anuncios

ARTE JAPONÉS: SU COMPRENSIÓN

Humo

Humo por Costafreda a sumí-e    Muchos pintores occidentales se han acercado en un momento u otro al Arte Japonés. Uno de ellos fué V.Van Goght, pero también Tápies, Picasso, Monet……

” Si se estudia el arte japonés se ve a un hombre indiscutiblemente sabio, filósofo e inteligente, que pasa su tiempo ¿en qué? ¿en estudiar la distancia de la tierra a la luna? no.¿en estudiar la política de Bismarck? no. Estudia una sola brizna de hierba. Pero esa brizna de hierba lo lleva a dibujar todas las plantas, luego las estaciones, los grandes aspectos de los paisajes…así pasa su vida y la vida es demasiado corta para hacer todo.
Y uno no podría estudiar el arte japonés sin volverse mucho más alegre y más feliz, es preciso volver a la naturaleza a pesar de nuestra educación y nuestro trabajo en un mundo de convención.
Envidio a los japoneses la extrema nitidez que tienen todas las cosas en ellos, nunca son aburridas y nunca parecen estar hechas demasiado aprisa. Su trabajo es tan simple como respirar, y hacen unas figuras en algunos trazos seguros con la misma facilidad como abotonarse un chaleco.
Ah! es preciso que logre hacer una figura en algunos trazos. Eso me ocupará todo el invierno…”
Vincent Van Gogh (Cartas a Theo)

EL SECRETO DE LA PINTURA

“QUIEN SE SUMERGE EN SU OBRA Y AGITA SU PINCEL CON VOLUNTAD DE REALIZAR UN CUADRO ESTÁ CONDENADO AL FRACASO.

QUIEN EJERCITA SU ESPÍRITU Y MUEVE SU PINCEL SIN TENER CONCIENCIA DE QUÉ PINTA, LLEGA AL SECRETO DE LA PINTURA.

SU MANO NO SE VOLVERÁ RÍGIDA, SU CORAZÓN NO SE PARALIZARÁ, Y SU OBRA SE REALIZARÁ POR SÍ MISMA SIN QUE SE SEPA CÓMO FUÉ HECHA”.

humo

Costafreda Humo, 2012

Estupendo pensamiento del pintor THANG YEN YUAN.