Archivo de la etiqueta: arte oriental

INICIACIÓN AL SUMIE TRADICIONAL JAPONES EN MADRID

En enero 2018 tendremos nuevo grupo de INICIACIÓN los MARTES DE 17 a 18.30.

Para más información puedes escribirme a costafredarte@hotmail.com.

Gracias,

Un saludo,

Costafreda

Anuncios

AÑO NUEVO 2018

El deseo de un feliz año nuevo se acompaña en algunas casas de Japón colgando en sus casas unos kanjis y pinturas donde están representados el bambú, ciruelo y el pino.

Cada uno con su significado:                            Pino, símbolo de felicidad,fortaleza y honradez.                                                             Ciruelo,renovación, respeto por los mayores.                                                               Bambú, flexibilidad, constancia, y si es rojo….suerte.

Os deseo suerte, felicidad, fortaleza, constancia, y alegría para seguir el Camino del sumie.

Gracias por estar ahí!!

TALLER ESPECIAL BAMBÚ

Tengo el placer de anunciaros el último taller de sumie del año en Madrid Capital.

Trabajaremos el color en sumie con nuestro querido bambú. Os enseñaré cómo cargamos nuestro pincel cuando se aplica color.

Será en color rojo…el color de la suerte para recibir el año nuevo. Es costumbre tener un bambú rojo pintado en nuestra casa y como motivo de decoración aporta alegría a nuestros corazones.

Fecha Sábado día 2 diciembre 2017.

Para más información puedes escribirme a costafredarte@hotmail.com

Gracias!!

EXPOSICIÓN DE PINTURA COSTAFREDA

Este año comienzo con una exposición mixta de pintura sumie y lienzos con composiciones de inspiración japonesa en varios formatos.

Tendrá lugar en la Casa de Cultura de Tres Cantos, Madrid en la Sala Gutiérrez Montiel del viernes 13 de enero al 5 de febrero 2017.

Espero que la disfrutéis igual que yo al pintar los cuadros.

Muchas gracias y Feliz Año 2017!!

CUANDO ALGO SE ROMPE

En Japón, cuando la pieza de cerámica se rompe, no se tira. Se unen los trozos con oro o plata, y adquiere más valor. La pátina, la historia del objeto, es importante; con sus accidentes, usos y paso del tiempo.

…..”Ví un destello negro y dorado. Yukako no se movió ante mi suspiro. Miré de nuevo. Vi el cuenco tosco y negro que brillaba como algo caliente, recién creado, lanzado desde la tierra: lo reconocí. Se trataba del cuenco del aprendizaje que años atrás había quedado hecho añicos, como por voluntad propia, en las manos de Jiro: recordé el sonido húmedo y aislado de aquel día, el levísimo y arenoso chirrido, como si alguien frotara un par de platos sin esmaltar, y también la forma en que él quedó paralizado, con los ojos y la boca muy abiertos ante el pedazo de arcilla desintegrada aún en su mano izquierda y los dos negros pétalos del cuenco temblando en el tatami del suelo. Era el mismo cuenco, modestamente recuperado y reparado con soldadura de oro. Miré a Jiro con nuevo respeto. La vena de oro era como el blanco hilo de la luna en la madera de Baishian. …………”

Este hermoso texto pertenece al libro de Ellis Avery “LA CASA DE TÉ”

Hasta pronto!cuencooro

 

 

ACTITUD EN SUMIE.Cualidades del bambú.

EL BAMBÚ

No hay que ser agricultor para saber que una buena cosecha requiere de buenas semillas, buen abono y riego constante. También es obvio que quien cultiva la tierra no se impacienta frente a la semilla sembrada… con el riesgo de echarla a perder: gritándole con todas sus fuerzas: ¡crece, por favor!

Hay algo muy curioso que sucede con el bambú japones y que lo transforma en no apto para impacientes: siembras la semilla, la abonas y te ocupas de regarla constantemente.

Durante los primeros meses no sucede nada apreciable. En realidad, no pasa nada con la semilla durante los primeros siete años, a tal punto que, un cultivador inexperto estaría convencido de haber comprado semillas infértiles.

Sin embargo, durante el séptimo año, en un periodo de tan solo seis semanas la planta de bambú crece más de 30 metros. ¿Tardó sólo seis semanas en crecer? No. La verdad es que se tomó siete años y seis semanas en desarrollarse.

Durante los primeros siete años de aparente inactividad, este bambú estaba generando un complejo sistema de raíces que le permitirían sostener el crecimiento que iba a tener después de siete años.

Sin embargo, en la vida cotidiana, muchas veces queremos encontrar soluciones rápidas y triunfos apresurados, sin entender que el éxito es simplemente resultado del crecimiento interno y que éste requiere tiempo.

De igual manera, es necesario entender que en muchas ocasiones frente a situaciones en las que creemos que nada está sucediendo. Y, esto, puede ser hasta frustrante.

En esos momentos, deberíamos recordar el ciclo de maduración del bambú japonés y aceptar que en tanto no bajemos los brazos ni abandonemos por no ver el resultado que esperamos… sí está sucediendo algo dentro de nosotros.

Estamos creciendo, madurando en lo que tenemos entre manos.

Quienes no se dan por vencidos, van gradual e imperceptiblemente creando hábitos y el temple que les permitirá sostener el éxito cuando éste al fin se materialice.

Si no consigues lo que anhelas, no desesperes….. quizá solo estés echando raíces!

Texto Sobre el Bambú encontrado hace años en la red muy pertinente para el aprendizaje del sumi-e. Gracias.