CERÁMICA BIZEN-YAKI

…..En Kurashiki, Japón tienen la cerámica Bizen-yaki de la prefectura de Okayama a la que pertenece. “Un alfarero de la ciudad nos contó que la tierra del lugar, debido a los campos de arroz, tiene mejor tacto y que cada vez es más difícil conseguirla por lo que se está empezando a mezclar con tierra de montaña, lo que le resta calidad al aportarle excesiva rugosidad.

La causa del elevado precio de esta cerámica es que los buenos alfareros de Okayama guardan la tierra diez años, dejándola descansar como un buen brandy, hasta modelar con ella las esquisitas tazas sin asas en las que saborear el té.”

Texto del libro JAPÓN, un viaje entre la sonrisa y el vacío, de Fernando González Viñas.

Libro que recomiendo leer por lo ameno y su aporte familiar enriquecedor sobre Japón. Gracias.

MI CAOS: MI ESTUDIO/TALLER

A veces me asombro de algunas pinturas tan delicadas, limpias de color, líneas tan sensibles y colocadas en su justo lugar. Me refiero a mis cuadros. Viendo mi estudio nadie diría que una de mis últimas líneas de trabajo haya sido el sumi-e.

El sumi-e verdadero es precisamente, ésto. No hace falta colocarse un kimono ni vestir de negro -aunque no viene mal por lo de no mancharse de tinta- ni ponerse en posición de loto para pintar sumi-e. Lo verdadero tiene que venir desde dentro y ser fiel a tus ideas para poder pintar sintiendo la emoción de lo que estés pintando.

Por supuesto que mi mesa de trabajo, cuando pinto sumie, está ordenada, limpia, con espacio libre para poder pintar. Es necesario un espacio tranquilo y libre de obstáculos y con los materiales preparados. Sobre todo, LA MENTE PREPARADA.

Cuando os diga que pinto además de sumie, caligrafía, acrílicos, técnicas mixtas, grabados y estoy haciendo actualmente mis pinitos en cerámica y escultura, creo que podréis comprender mi caos, mi estudio, mi taller.

Siempre me ha gustado mucho la palabra taller porque le doy al pincel como al martillo para preparar, a veces, los soportes.

Los pintores hacemos un poco de todo. Los que sois pintores me comprenderéis.

Ahí van mis fotos:

Un abrazo a todos los artistas que luchan cada día por sacar su obra adelante.

EL CRISANTEMO A SUMIE

Llegó el otoño, tardío, pero aquí está…. ahora a disfrutarlo!

En pintura sumie se pinta el crisantemo en otoño, tenemos la flor en directo para poder contemplarla y aprehender de ella.

Debemos centrarnos, partir del corazón y poco a poco ir abriéndonos a los demás y al mundo. Al pintar descubriremos nuestra apertura y disfrutaremos con cada pétalo, nuestro pincel bailará cogiendo ritmo y expandiéndose la flor sin perder el control, sin perder su forma ovalada.

El Crisantemo es una flor muy apreciada por los japoneses.

Su forma circular en la que varias capas de pétalos convergen en un centro, le ha convertido en símbolo de la unión familiar.

Confucio sugirió una vez que se utilicen como objeto de meditación. Se dice que un sólo pétalo de esta honorada flor colocado en un fondo de un vaso atraería una vida larga y saludable.

Cuando pintamos el crisantemo vivenciamos la individualidad de cada pétalo pero sabiendo que formamos parte de un Todo.

¿Quieres aprender a vivenciar el crisantemo a sumie? Para noviembre/diciembre tienes clases los lunes por la tarde en Madrid. Serán 12 horas en total donde pintaremos el crisantemo acompañados y avanzaremos en el camino del sumie.

Puedes escribirme  a costafredarte@hotmail.com y te amplio información. Gracias.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

CUANDO ALGO SE ROMPE

En Japón, cuando la pieza de cerámica se rompe, no se tira. Se unen los trozos con oro o plata, y adquiere más valor. La pátina, la historia del objeto, es importante; con sus accidentes, usos y paso del tiempo.

…..”Ví un destello negro y dorado. Yukako no se movió ante mi suspiro. Miré de nuevo. Vi el cuenco tosco y negro que brillaba como algo caliente, recién creado, lanzado desde la tierra: lo reconocí. Se trataba del cuenco del aprendizaje que años atrás había quedado hecho añicos, como por voluntad propia, en las manos de Jiro: recordé el sonido húmedo y aislado de aquel día, el levísimo y arenoso chirrido, como si alguien frotara un par de platos sin esmaltar, y también la forma en que él quedó paralizado, con los ojos y la boca muy abiertos ante el pedazo de arcilla desintegrada aún en su mano izquierda y los dos negros pétalos del cuenco temblando en el tatami del suelo. Era el mismo cuenco, modestamente recuperado y reparado con soldadura de oro. Miré a Jiro con nuevo respeto. La vena de oro era como el blanco hilo de la luna en la madera de Baishian. …………”

Este hermoso texto pertenece al libro de Ellis Avery “LA CASA DE TÉ”

Hasta pronto!cuencooro

 

 

ACTITUD EN SUMIE.Cualidades del bambú.

EL BAMBÚ

No hay que ser agricultor para saber que una buena cosecha requiere de buenas semillas, buen abono y riego constante. También es obvio que quien cultiva la tierra no se impacienta frente a la semilla sembrada… con el riesgo de echarla a perder: gritándole con todas sus fuerzas: ¡crece, por favor!

Hay algo muy curioso que sucede con el bambú japones y que lo transforma en no apto para impacientes: siembras la semilla, la abonas y te ocupas de regarla constantemente.

Durante los primeros meses no sucede nada apreciable. En realidad, no pasa nada con la semilla durante los primeros siete años, a tal punto que, un cultivador inexperto estaría convencido de haber comprado semillas infértiles.

Sin embargo, durante el séptimo año, en un periodo de tan solo seis semanas la planta de bambú crece más de 30 metros. ¿Tardó sólo seis semanas en crecer? No. La verdad es que se tomó siete años y seis semanas en desarrollarse.

Durante los primeros siete años de aparente inactividad, este bambú estaba generando un complejo sistema de raíces que le permitirían sostener el crecimiento que iba a tener después de siete años.

Sin embargo, en la vida cotidiana, muchas veces queremos encontrar soluciones rápidas y triunfos apresurados, sin entender que el éxito es simplemente resultado del crecimiento interno y que éste requiere tiempo.

De igual manera, es necesario entender que en muchas ocasiones frente a situaciones en las que creemos que nada está sucediendo. Y, esto, puede ser hasta frustrante.

En esos momentos, deberíamos recordar el ciclo de maduración del bambú japonés y aceptar que en tanto no bajemos los brazos ni abandonemos por no ver el resultado que esperamos… sí está sucediendo algo dentro de nosotros.

Estamos creciendo, madurando en lo que tenemos entre manos.

Quienes no se dan por vencidos, van gradual e imperceptiblemente creando hábitos y el temple que les permitirá sostener el éxito cuando éste al fin se materialice.

Si no consigues lo que anhelas, no desesperes….. quizá solo estés echando raíces!

Texto Sobre el Bambú encontrado hace años en la red muy pertinente para el aprendizaje del sumi-e. Gracias.

UNA TAZA DE TÉ:CUENTO ZEN

Nan-in, un maestro japonés que vivió en la era Meiji (1868-1921), recibió a un profesor universitario que acudió a preguntarle acerca del zen.

Nan-in le sirvió el té. Vertió el líquido hasta llenar la taza del visitante y siguió vertiéndolo.

El profesor contempló el té que derramaba hasta que ya no pudo contenerse.

-Está completamente llena.¡No cabe una gota más!

-Al igual que esta taza-le dijo Nan-in-, usted está lleno de sus propias opiniones y especulaciones. ¿Cómo puedo mostrarle lo que es el zen a menos que primero vacíe su taza?

Dedicado a los maestros que quieren enseñar y para los alumnos, discípulos que quieren aprender.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

SHINO, taza de té

 

EXPOSICION

Dos cuadros expuestos en una colectiva de artistas locales de Tres Cantos a 3bandas.

Del 16 septiembre al 16 octubre de 2016 en la Casa de Cultura de Tres Cantos, Madrid.

Los dos cuadros seleccionados han sido realizados en 2005, técnica mixta/lienzo, 100×70

bosqueturquesa

bosque turquesa

stitulo

sin título

Gracias por vuestra visita y hasta pronto!